jueves, 5 de abril de 2012

Panecillos de piñones de Doña María

Y vamos con la última... a ver cómo os explico yo esto...

Esta receta la ha hecho mi madre, y es de estas que los ingredientes son a ojo, porque se han transmitido visualmente, es decir, "vente a mi casa y así ves cómo lo hago". Pero ya he cogido buena nota porque pienso repetirla muchas veces :D

Doña María es una amiga de mi madre que todas las semanas santas hace este dulce con pan y piñones que sabe a canela y limón y deleita a su familia con él. Yo tuve la suerte de probarlo el año pasado, cuando mi madre se trajo un tazón del que habían hecho juntas... y desde entonces le estoy dando la brasa con que me pase la receta. Y mi madre me decía, que ya lo haríamos juntas, porque era más fácil así que pasarme una receta sin ver cómo se hacía realmente... y cuánta razón tenía.

Yo he intentado hacerle fotos a todos los pasos... porque aunque la receta en sí, no es difícil, los ingredientes son a ojo y es complicado explicarlo todo bien.



Ingredientes:
La miga de un kilo de pan, de esos panes redondos de pueblo
300 gr de piñones
3 cucharaditas de ralladura de limón
2 cucharaditas de canela
150 gr de azúcar
9 huevos medianos aproximadamente
Aceite de oliva suave o de girasol para freir
Leche, corteza de limón, azúcar y canela en rama

Preparación:
El día anterior a hacer los panecillos, debemos poner los piñones a remojo en agua y dejarlos toda la noche.

Ponemos a escurrir los piñones y mientras rallamos el pan, corteza incluida.


A la miga de pan rallada se le añaden las tres cucharadas de ralladura de limón.


Seguidamente las dos cucharadas de canela.


Batimos la mitad de los huevos y los incorporamos a la miga de pan, amasándolo con las manos. Vamos añadiendo huevos batidos poco a poco hasta que la miga se nos quede mojada pero no blanda. Los huevos que ha utilizado mi madre eran medianos, pero si por ejemplo son XL, seguramente con 6 ó 7 hubiéramos tenido suficiente. En palabras de mi madre, "la masa tiene que estar para hacer voladillos".... y ahora vas y lo cascas O_O.


Una vez incorporado bien el huevo, añadimos los piñones y seguimos amasando.



Ponemos una sartén con un litro de aceite a calentar, y ahí vamos friendo los panecillos. Doña María siempre ha usado una cuchara para echar la masa en el aceite, porque no es necesario que salgan perfectos... pero recientemente descubrí que los moldes de helado vienen estupendos para repartir las masas de muffins, o para coger porciones siempre iguales, y tengo uno pequeñito que utilizo para las Maktub Cookies, así que hemos ido cogiendo la porción de masa con él y así se han quedado todos más o menos parejos.


Es conveniente utilizar un escurridor para ir dejando escurrir ahí los panecillos que se sacan del aceite.


Así os quedan los panecillos... y fijaos cuántos salen. 


Una vez fritos los panecillos se tienen que preparar para comer... yo podría comérmelos directamente si el último paso, pero es que con la leche están ya exquisitos!!!.

Ponemos un cazo con leche a calentar y le añadimos corteza de limón, canela en rama y azúcar... todo al gusto, porque dependerá de los panecillos que queramos hacer.

Dejamos que hierva la leche un ratito para que coja los aromas de la canela y el limón.


Le añadimos los panecillos que queramos y dejamos unos 5 minutos hirviendo mientras se empapan.


Una vez cocidos en leche, nos los podemos comer calientes o fríos... están buenos de cualquier manera. Con el resto de panecillos que no uséis, los podéis guardar en el frigo si los vais a hacer en breve o directamente congelarlos para usarlos más adelante.

Y este ha sido nuestro "Taller de Repostería"... creo que voy a repetirlo más a menudo, porque todo es muy divertido y el resultado es estupendo :D

Espero que os haya gustado :D


5 comentarios:

  1. Pues cuando quieras repetimos, ya te mostre los otros muffins que tengo ganas de probar asi que cuando encuentres un dia libre por ahi con tiempo necesario probamos ha hacer otra tanda :P

    ResponderEliminar
  2. Que buena pinta, esto lo voy a probar que no parece nada dificil ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente no es difícil de hacer... es solo que las cantidades son "a ojo" y a veces es complicado acertar... espero que con las explicaciones que he puesto, no tengas problemas :D ya me cuentas :D

      Eliminar
  3. ¡¡Qué buenísimos tienen que estar!! mañana compro los ingredientes y pruebo a hacerlos. Madre mía, la repostería me pierde porque esto son bombas calóricas seguro, jajajaja. Por cierto, lo mejor de lo mejor: las recetas 'a ojo' transmitidas de boca a oreja, jejeje, el cariño es lo que equilibra las medidas de los ingredientes :).

    P.D.: Pásate por mi blog que tienes una sorpresita esperando :)

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu comentario!!