martes, 3 de abril de 2012

Patatas del Palatinado al vino blanco

Esta receta la he sacado de un librito de cocina que compré en el LIDL que se llama: "PATATAS: Sencillas, versátiles y siempre apetitosas"... os podéis imaginar... solo vienen recetas de patatas.

De vez en cuando hago alguna, porque nos gustan mucho las patatas, y está bien comerlas de otras formas. Esta es la primera que os pongo y menudo título rimbombante :P ... no sé lo que quiere decir "del Palatinado"... después de googlear y leer la wikipedia, he llegado a la conclusión de que al ser el libro de origen alemán, y el Palatinado una región alemana... o bien pretende la receta que utilicemos patatas oriundas de allí, o bien es una forma típica de allí de cocinarlas... lo más cercano que he encontrado son las Bratkartoffeln, unas patatas asadas en una sartén y que son típicas de allí.


Bueno, que me dejáis hablar y me enrollo como una persiana, os dejo la receta que me ha sorprendido por lo buena que estaba.

Ingredientes:
1 kg de patatas (no pone de dónde tienen que ser :P)
2 cebollas
3 cucharadas de aceite
200 ml de vino blanco
250 ml de caldo de verduras
1 hoja de laurel
Sal y pimienta
1/2 manojo de perejil picado


Preparación:
Pelamos las patatas, las lavamos y cortamos en rodajas finas. Las secamos con papel de cocina.

Pelamos las cebollas y las cortamos en daditos. Calentamos el aceite en una cazuela y rehogamos la cebolla.


Echamos las rodajas de patata en la cazuela y las freímos a fuego vivo. Las patatas deben quedar doradas y crujientes (creo que aquí no se refiere a que se queden ya fritas, sino que las friamos un poco antes de añadir el líquido... o por lo menos así lo he entendido yo).


Añadimos el vino, el caldo de verduras y la hoja de laurel. (La receta no lo pone, pero tanto al echar las patatas como después con el caldo, le he añadido sal y pimienta).


Tapamos la cazuela y lo dejamos cocer todo a fuego lento unos 20 minutos hasta que las patatas estén hechas. (En mi caso, las he dejado realmente casi 40 minutos porque no estaban hechas).

A continuación, destapamos la cazuela y dejamos reducir el líquido.


Retiramos la hoja de laurel, salpimentamos las patatas y esparcimos el perejil por encima.

Aconseja servir las patatas al vino como acompañamiento de carnes asadas o verduras... en mi caso me las he comido con carne al ajillo. 


A disfrutar!!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por tu comentario!!