lunes, 28 de marzo de 2016

Bizcocho especiado de limón


Si os gustan los cítricos y las especias, no podéis dejar de probar esta receta, bien sea solo el bizcocho, o el pack completo con el chocolate y la fruta confitada.

El sabor es diferente, pues le sale mucho el sabor de las especias que se utilizan, y la textura es algo seca, con lo cual es recomendable calar con almíbar o utilizarlo para mojar en leche.




Ingredientes:
4 huevos medianos
360 gr de harina de repostería
180 gr de azúcar
160 ml de aceite de oliva
100 ml de zumo de limón
3 cucharaditas de te de levadura Royal
4 vainas de cardamomo
1 cucharadita de te de jengibre molido
1 cucharadita de te de canela en polvo
1/2 tableta de chocolate de cobertura
1 cucharada de leche
1 cucharada de mantequilla
Rodajas de limón y naranja confitadas


Preparación:

En primer lugar, mezclamos los huevos con el azúcar y batimos hasta que doble su tamaño.

Mientras se baten los huevos con el azúcar, le podéis ir sacando las semillas a las vainas de cardamomo para machacarlas en el mortero.



Una vez batidos los huevos con el azúcar, le añadimos el aceite, el zumo de limón, las semillas de cardamomo molidas, el jengibre y la canela, y mezclamos hasta integrar bien todos los ingredientes.


Mezclamos la harina con la levadura para añadir poco a poco a la mezcla anterior, con movimientos envolventes y mezclando hasta que no quede ningún grumo.


Precalentar el horno a 180ºC. Preparar un molde de horno engrasado y enharinado y echar la mezcla en él.


Hornear durante 40 minutos, y no abrir el horno, mínimo hasta que haya pasado la mitad del tiempo de horneado. Pasados los 40 minutos probar con un palillo, y si sale limpio, podéis sacarlo, en caso de que no, dejadlo en periodos de 10 minutos hasta que el palillo salga limpio.

Una vez terminado el horneado, lo dejamos templar sobre una rejilla antes de desmoldar.


Mientras se templa, podemos ir confitando la fruta. Podéis ver cómo hacerlo pinchando aquí.


Reservamos el almíbar de la cocción de la fruta confitada para calar el bizcocho. Desmoldamos el bizcocho y lo dejamos sobre una rejilla, para que se termine de enfriar y para poder calarlo con el almíbar.


Mientras se cala el bizcocho y se termina de enfriar, preparamos la cobertura de chocolate. Partimos en trocitos la media tableta y la ponemos en un bol junto con la cucharada de leche y la cucharada de mantequilla. Podemos derretir el chocolate en el microondas, teniendo mucho cuidado de que no se nos queme. Para ello hay que darle tiempos de microondas muy cortos e ir moviendo el chocolate. O también podemos hacerlo al baño maría.

Una vez derretido, lo extendemos sobre la capa superior del bizcocho.


Por último, añadimos la fruta confitada decorando la parte superior.


El bizcocho está bueno de por sí, pero mezclado con la fruta y el chocolate se crea una mezcla de sabores muy cítricos y contundentes.

Es ideal también para mojar en leche, pero para eso quizás sea mejor no incluir el chocolate y la fruta confitada.

Tenéis la receta original aquí.

Espero que lo difrutéis!!






2 comentarios:

  1. Magnifico bizcocho, me gusta los agrios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Me alegra que te guste y espero que lo puedas disfrutar!

      Eliminar

Muchas gracias por tu comentario!!