domingo, 12 de octubre de 2014

SacherTorte

Soy una apasionada del chocolate negro en casi todas sus formas, pero sobre todo, cuando se integra con el bizcocho. Así que entenderéis que la SacherTorte era una que no podía dejar de hacer.

Esta receta viene de la Viena del s.XIX, donde el joven aprendiz de repostería Franz Sacher la creó para agasajar a unos invitados importantes y su hijo Eduard, también repostero, la terminó de hacer famosa al prepararla primero para la confitería vienesa Demel y posteriormente servirla en el Hotel Sacher, que abrió junto con su esposa.

Me imagino que la receta original, solo la tendrán ellos, ya que circulan muchas recetas de la SacheTorte diferentes, a veces en ingredientes y a veces en cantidades. Yo me he decantado por esta que os pongo y que encontré en el blog de Lolita La Pastelera, y que me pareció más cercana a mis gustos.



Ingredientes para la tarta:
6 huevos
140 gr de chocolate negro para fundir
115 gr de mantequilla
75 gr de azúcar glas
90 gr de harina
Mermelada de albaricoque
1/2 cucharadita de azúcar vainillado

Ingredientes para la cobertura:
200 gr de chocolate negro para fundir
200 ml de nata líquida para montar
60 gr de mantequilla


Preparación:

Es importante tener preparados los ingredientes ya medidos, antes de empezar con la receta, y a ser posible que estén a temperatura ambiente, para que al mezclarlos no cambien de textura.

Dicho esto, separamos las claras de yemas.
En el bol de las yemas, añadimos el azúcar vainillado, removemos para que integren bien y reservamos.


Montamos las claras a punto de nieve y vamos añadiendo el azúcar glas poco a poco (en la receta original era azúcar normal, así que puede usarse también). Una vez que tengamos el merenque listo lo reservamos.


Derretimos el chocolate, o bien en el microondas o al baño maría. Yo recomiendo la segunda opción, que aunque es más lenta, no tienes el inconveniente de que puedes quemar el chocolate en el microondas si no calculas bien el tiempo. Una vez derretido, añadimos la mantequilla y removemos bien hasta que se derrita. Lo dejamos enfriar.
Una vez que el chocolate está templado, lo añadimos a la mezcla de yemas que teníamos previamente, con cuidado de remover bien para que no cuajen las yemas con el calor del chocolate.


Añadimos la mezcla de chocolate, a la que teníamos hecha de merengue. Deberemos hacerlo poco a poco y con movimientos lentos y envolventes para no bajar la mezcla.


Tras mezclarlo bien, le añadimos poco a poco la harina tamizada y seguimos mezclándolo hasta que hayan ligado todos los ingredientes.

Prepararmos un molde de horno, en mi caso fue uno de 20 cm de diámetro, lo engrasamos y añadimos la mezcla.


Metemos la mezcla en el horno a 180ºC (que previamente habíamos calentado a 200ºC) y lo dejamos unos 40 minutos, o hasta que al pincharlo salga limpio.


Al sacarlo del horno, lo dejamos entibiar antes de desmoldarlo, y posteriormente lo dejamos enfriar sobre una rejilla.


Una vez frío, lo cortamos por la mitad, más o menos y lo rellenamos con la mermelada de albaricoque. Lo volvemos a dejar sobre la rejilla para terminar con la cobertura.


En cuanto a la cobertura, en un cazo calentamos la nata, pero sin que llegue a hervir. Una vez caliente, añadimos el chocolate y mezclamos hasta que se derrita por completo. Retiramos del fuego y añadimos la mantequilla hasta ligar todos los ingredientes. Ya tenemos nuestra cobertura.

Para bañar la tarta, lo más fácil es ponerla sobre una rejilla con un recipiente debajo para que recoja el exceso de chocolate que cae de la tarta. Vertemos la cobertura de chocolate en el centro de la tarta y nos ayudamos con una pala para repartir uniformemente. Dejamos unos minutos para que el chocolate se enfríe y ya está lista para presentación.



Está deliciosamente buena e irresistible, espero que la disfrutéis!!




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por tu comentario!!