lunes, 28 de marzo de 2016

Rodajas de naranja y limón confitadas

Dado que esta es una receta comodín, que se puede utilizar para decorar tartas y bizcochos, la pongo a parte y vosotros la utilizáis a vuestro libre albedrío.

Como véis, yo la utilicé en un bizcocho, que también podéis encontrar en este blog.




Ingredientes:

1 naranja
1 limón
Azúcar
Agua
Preparación:

En esta receta no se incluye cantidad de azúcar ni de agua, porque va a depender de la fruta que utilicemos.
Lavamos la naranja y el limón y lo hacemos rojadas de poco menos de un dedo de grosor. Las ponemos en un cazo cubiertas de agua y lo hervimos durante 10 minutos.

Pasados los 10 minutos, tiramos el agua, volvemos a cubrir las rodajas de agua nueva y volvemos a hervir durante 10 minutos.


Esta operación se realiza para quitarle a la fruta el amargor de la parte blanca.

A continuación, volvemos a tirar el agua y pesamos las rodajas escurridas. En un cazo pondremos, las rodajas, el doble del peso de las rodajas en azúcar y lo cubriremos de agua.


Llevamos a ebullición y dejamos cocer a fuego lento hasta que se consuma el agua, es decir, hasta que se espese un poco el líquido, convirtiéndose en almíbar.

Con el almíbar resultante, de gran sabor a cítricos, se pueden calar bizcochos o tartas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por tu comentario!!