lunes, 18 de abril de 2016

Pechuga con manzana y canela

¿Es un almuerzo o un postre? Eso me preguntaban cuando propuse hacer la receta, ya que al llevar manzana y canela pudiera hacerla dulce. Sin embargo, realmente no sale dulce, pero si con una mezcla de sabores interesantes.

Es algo similar a algunos platos árabes, pero sin el dulzor de la miel o el azúcar.



Ingredientes:

1 pechuga de pollo troceada
1 cebolla
5 dientes de ajo
100 gr de tomate triturado
1 manzana
1 rama de canela
1 pastilla de avecrem
1 vaso de vino blanco
3 cucharadas de almendra molida
Aceite y pimienta


Preparación:

Cubrimos el fondo de una sarten con aceite y salteamos el pollo con la pimienta hasta dorarlo.
Mientras, vamos pelando y picando la cebolla en trozos medianos y la añadimos, junto con los ajos, en cuanto esté dorada la pechuga.


Salteamos durante unos 5 minutos y añadimos el vaso de vino blanco y dejamos reducir.



Una vez que se haya reducido el vino, añadimos el tomate triturado y cocinamos durante unos 10 minutos.

Mientras tanto calentamos 300 ml de agua y lo añadimos junto con la pastilla de avecrem al pollo. Lo mezclamos bien y dejamos calentar mientras pelamos la manzana y la picamos.

Añadimos la manzana y la canela y dejamos cocinar 10 minutos.


Finalmente añadimos la almendra molida y cocinamos durante 5 minutos más, con cuidado de que no se nos pegue, ya que con la almendra espesará un poco la salsa.


Si lo dejamos reposar un poco antes de servir, ligará mejor los sabores y podréis difrutar más de la salsa.

Queda estupendo acompañado de un poco de arroz.

Espero que lo disfrutéis!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por tu comentario!!