domingo, 12 de octubre de 2014

SacherTorte

Soy una apasionada del chocolate negro en casi todas sus formas, pero sobre todo, cuando se integra con el bizcocho. Así que entenderéis que la SacherTorte era una que no podía dejar de hacer.

Esta receta viene de la Viena del s.XIX, donde el joven aprendiz de repostería Franz Sacher la creó para agasajar a unos invitados importantes y su hijo Eduard, también repostero, la terminó de hacer famosa al prepararla primero para la confitería vienesa Demel y posteriormente servirla en el Hotel Sacher, que abrió junto con su esposa.

Me imagino que la receta original, solo la tendrán ellos, ya que circulan muchas recetas de la SacheTorte diferentes, a veces en ingredientes y a veces en cantidades. Yo me he decantado por esta que os pongo y que encontré en el blog de Lolita La Pastelera, y que me pareció más cercana a mis gustos.


Ingredientes para la tarta:
6 huevos
140 gr de chocolate negro para fundir
115 gr de mantequilla
75 gr de azúcar glas
90 gr de harina
Mermelada de albaricoque
1/2 cucharadita de azúcar vainillado

Ingredientes para la cobertura:
200 gr de chocolate negro para fundir
200 ml de nata líquida para montar
60 gr de mantequilla


Preparación:

Es importante tener preparados los ingredientes ya medidos, antes de empezar con la receta, y a ser posible que estén a temperatura ambiente, para que al mezclarlos no cambien de textura.

Dicho esto, separamos las claras de yemas.
 
En el bol de las yemas, añadimos el azúcar vainillado, removemos para que integren bien y reservamos.


Montamos las claras a punto de nieve y vamos añadiendo el azúcar glas poco a poco (en la receta original era azúcar normal, así que puede usarse también). Una vez que tengamos el merenque listo lo reservamos.


Derretimos el chocolate, o bien en el microondas o al baño maría. Yo recomiendo la segunda opción, que aunque es más lenta, no tienes el inconveniente de que puedes quemar el chocolate en el microondas si no calculas bien el tiempo. Una vez derretido, añadimos la mantequilla y removemos bien hasta que se derrita. Lo dejamos enfriar.
 
 
Una vez que el chocolate está templado, lo añadimos a la mezcla de yemas que teníamos previamente, con cuidado de remover bien para que no cuajen las yemas con el calor del chocolate.


Añadimos la mezcla de chocolate, a la que teníamos hecha de merengue. Deberemos hacerlo poco a poco y con movimientos lentos y envolventes para no bajar la mezcla.


Tras mezclarlo bien, le añadimos poco a poco la harina tamizada y seguimos mezclándolo hasta que hayan ligado todos los ingredientes.
 

Prepararmos un molde de horno, en mi caso fue uno de 20 cm de diámetro, lo engrasamos y añadimos la mezcla.


Metemos la mezcla en el horno a 180ºC (que previamente habíamos calentado a 200ºC) y lo dejamos unos 40 minutos, o hasta que al pincharlo salga limpio.


Al sacarlo del horno, lo dejamos entibiar antes de desmoldarlo, y posteriormente lo dejamos enfriar sobre una rejilla.


Una vez frío, lo cortamos por la mitad, más o menos y lo rellenamos con la mermelada de albaricoque. Lo volvemos a dejar sobre la rejilla para terminar con la cobertura.
 


En cuanto a la cobertura, en un cazo calentamos la nata, pero sin que llegue a hervir. Una vez caliente, añadimos el chocolate y mezclamos hasta que se derrita por completo. Retiramos del fuego y añadimos la mantequilla hasta ligar todos los ingredientes. Ya tenemos nuestra cobertura.
 

Para bañar la tarta, lo más fácil es ponerla sobre una rejilla con un recipiente debajo para que recoja el exceso de chocolate que cae de la tarta. Vertemos la cobertura de chocolate en el centro de la tarta y nos ayudamos con una pala para repartir uniformemente. Dejamos unos minutos para que el chocolate se enfríe y ya está lista para presentación.



Está deliciosamente buena e irresistible, espero que la disfrutéis!!




domingo, 5 de octubre de 2014

Bizcocho de canela

Lo bueno de estar suscrita a muchos blogs de cocina y repostería es que tarde o temprano aparecen recetas que tienes que hacer si o si. Y eso ha pasado esta semana, en el Blog El Rincón de Bea, apareció una receta de un bizcocho de canela que no me he podido resistir a probar.

He modificado algunas cosas a mi conveniencia, y el resultado ha sido delicioso.


Ingredientes:

280 gr de harina + 1 cucharadita
1 1/4 cucharadita de levadura
1/2 cucharadita de bicarbonato
3 cucharadas de canela en polvo
1 cucharadita de sal
125 gr de mantequilla
200 gr de azúcar
40 gr de azúcar moreno
3 huevos
2 cucharaditas de vainilla azucarada
300 ml de yogur griego natural
25 gr. de nueces en trocitos


Preparación:

Precalentar el horno a 180ºC.

Tamizamos la harina, la levadura, el bicarbonato, 1/2 cucharadita de sal, 2 cucharadas de canela y reservar.


Por otra parte, mezclamos la cucharadita de harina, 1 cucharada de canela, el azúcar moreno, 1/2 cucharadita de sal y las 25 nueces y reservamos.


Batimos la mantequilla, que previamente hemos dejado a temperatura ambiente, junto con la harina, hasta que la mezcla se vuelva cremosa y blanquecina.

Batimos los huevos de uno en uno y lo vamos incorporando a la mezcla anterior, con la precaución de que se haya incorporado totalmente el huevo, antes de añadir el siguiente.

Añadimos la vainilla azucarada y mezclamos.

Añadir 2/3 de la mezcla de harina y la mitad del yogur griego, mezclamos bien, y terminamos de añadir la harina y el yogur que nos queda y batir hasta que se terminen de integrar todos los ingredientes.


Engrasamos el molde y le añadimos 2/3 de la mezcla. Echamos en el centro la mezcla de canela que teníamos reservada y cubrimos con el resto de la mezcla. Con una cuchara, hacemos una espiral en la masa para repartir el relleno y que de la sensación de un bizcocho marmolado.


Metemos en el horno durante 45 minutos o hasta que al pincharlo salga limpio.


Lo sacamos del horno y dejamos reposar antes de desmoldar unos 30 minutos. Después, se deja enfriar sobre una rejilla.


La textura es muy suave y el sabor es intenso a canela, con un punto de salado, ya que en mi caso tenía mantequilla con sal y fue la que utilicé.

Ideal para desayunar con un Té negro Café Vienés!



martes, 23 de septiembre de 2014

Crema de brócoli

Es llegar el fresquito, y mi cuerpo me va pidiendo comida caliente... de la de cuchara de toda la vida, y cremas varias en función de la verdura que mejor esté en el mercado.

En esta ocasión me apetecía brócoli y dado su alto contenido en vitamina C, viene estupendo para fortalecernos y prepararnos para los cambios de temperatura.

Os dejo una receta bastante sencilla de hacer e ideal para hacer una cena ligera.


Ingredientes:
500 gr de brócoli
2 zanahorias
1 cebolla
1 diente de ajo
250 ml de nata ligera
3 tazas de agua
1 pastilla de avecrem
Aceite, sal y pimienta

Preparación:

Se pican las verduras y se saltean en una cacerola con un poco de aceite.


Una vez que vemos que están un poco cocinadas (unos 10 minutos), añadimos el agua y la pastilla de avecrem (esto se puede sustituir por 3 tazas de caldo de pollo).

Se deja cocer hasta que las verduras estén suaves, aproximadamente unos 30 minutos.

Trituramos las verduras y le añadimos la nata y sal y pimienta al gusto. 


Dejamos calentar de nuevo en la cacerola para que liguen los ingredientes y se sirve calentita.




Si no os gusta el brócoli, podéis cambiarlo por otra verdura para hacer la crema.

Espero que os guste!!



sábado, 6 de septiembre de 2014

Pechuga en salsa de soja

Esta receta la probé por primera vez un fin de semana de hace unos cuantos años, que nos fuimos con unos amigos a una casa rural en la Alpujarra granadina. Seguramente de cómo se hizo, a cómo yo ahora la hago, haya más de una diferencia, pero la esencia es la misma.

Ingredientes:
1 pechuga de pollo troceada
2 pimientos verdes italianos
1 pimiento rojo
1 cebolla
3 cucharadas de salsa de soja
1 pastilla de avecrem
1 vaso de agua
Aceite de oliva

Preparación:
Troceamos los pimientos y la cebolla, en forma de tiras. Reservamos.

En una sartén cubrimos el fondo con aceite de oliva y doramos la pechuga. Una vez que esté dorada, le añadimos la cebolla y dejamos que se haga unos minutos.


A continuación añadimos los pimientos y dejamos cocinar durante unos 10 minutos o hasta que los pimientos estén cocinados.


Añadimos la pastilla de avecrem y el agua y mezclamos bien. Añadimos también la salsa de soja y dejamos cocer medio tapado durante unos 30 minutos, sin dejar que se consuma el líquido.


Si pasado el tiempo se os ha quedado demasiado líquido, podéis dejarlo un poco más al fuego, pero destapado, para que se reduzca la salsa.

En esta receta no añado sal, ya que tanto la salsa de soja como la pastilla de avecrem ya la llevan. Incluso es posible que os salga un poco salada, ya que al reducir la salsa de soja, se concentra y sala un poco la comida.

La receta original lleva azúcar (1 cucharadita), que yo no le añado. Pero si queréis añadirla, se hace a la vez que se añade la salsa de soja.

Yo lo suelo acompañar con cus cus, para diluir un poco el sabor si me he pasado de salado.


Espero que os guste!!





martes, 26 de agosto de 2014

Pechugas de pollo rellenas de dátiles y almendras

Esta es una de las recetas que recopilo por casualidad... voy de visita a casa de alguien (en este caso la de la Abuela Fina), tiene un libro de recetas, me gusta alguna y le hago una foto para después hacerla en casa... se olvidó eso de copiar la receta en una hoja de libreta arrancada, que después guardas en algún sitio y jamás vuelves a encontrarla.

La receta en cuestión es muy sencilla y con un sabor original, por la mezcla de dulce y salado.


Ingredientes (para 4 personas):

50 gr de ricota
50 gr de almendras (yo las utilice crudas con piel)
80 gr de dátiles sin hueso
4 pechugas de pollo
2 cucharadas de aceite de oliva
Sal y pimienta
Hilo de cocinar para liar la pechuga rellena

Acompañamiento
1 vaso de cus cus
1 vaso de agua
1/2 cucharadita de jengibre
1/2 cucharadita de curry
1/2 cucharadita de cúrcuma
Aceite y sal

Preparación:

Picamos la almendra y los dátiles lo más que podamos. Yo lo hice con el accesorio de la batidora.

Mezclamos las almendras y los dátiles con la ricota, le añadimos sal y pimienta y reservamos.

Cortamos las pechugas por uno de los lados, haciendo un hueco y las rellenamos con la mezcla anterior. Las salpimentamos y las liamos con hilo de cocinar para que podamos manejarlas mejor en el horno.


Calentar el horno a 180ºC. Colocar las pechugas en una fuente de horno con un poco de aceite en el fondo. Meter al horno durante 60 minutos, dándoles la vuelta aproximádamente a los 30 minutos.

Mientras se hacen las pechugas, podéis hacer el acompañamiento. En un bol apto para el microondas, echáis el vaso de agua junto con el aceite, la sal y las especias. Calentáis al microondas durante 2 minutos a potencia media, y al sacar le echáis el cus cus, removéis un poco para que se mezclen las especias y lo tapáis. Dejar reposar hasta que lo vayáis a servir.


Cuando estén las pechugas listas, las sacamos del horno, le quitamos el hilo, y las servimos con un poco de cuscus... la presentación os la dejo de vuestra cuenta, que yo soy más práctica que otra cosa :P

Espero que la probéis y que disfrutéis con ella.